La ministra de Educación, Susana Montaldo, recibió en su despacho al director del Instituto de Tecnología Agroindustrial del noroeste argentino, Atilio Castagnaro; el director del CONICET NOA SUR, Augusto Bellomio; el secretario de Gestión Pública y Planeamiento, Julio Saguir; y al presidente del Centro de Industriales Panaderos de Tucumán, Pablo Albertus; con el objetivo de conocer los avances en la producción de una tortilla saludable diseñada para reemplazar a la tortilla que se suministra en comedores escolares. 

El producto posee una mejor calidad nutricional por la incorporación de proteínas a través del uso de harina de soja y quinoa para mejorar la alimentación de la población estudiantil.

“Nos reunimos con la ministra Montaldo para contarle los avances en el proyecto de la producción de una tortilla saludable, que reemplaza parte de la harina de trigo por soja y quinoa. Esta tortilla aumenta el contenido de proteínas, mejorando la nutrición de los niños que consumen este alimento todos los días en la mesa de los tucumanos y tucumanas”, comentó Bellomio.

A su turno, Castagnaro agregó “queremos avanzar en esta colaboración con el gobierno de la provincia y el centro de industriales panaderos, en esta articulación entre público y privado que hicimos. 

Por último, Albertus destacó: “en conjunto con el CONICET, en el último año y medio se desarrolló una tortilla que tiene el mismo gusto que una tortilla común pero con mayor valor proteico que sería una mejor nutrición para los chicos. Queremos que todos los niños, adolescentes y adultos tengan una mayor cantidad de proteínas en el cuerpo, una mejor alimentación para poder tener mejores adultos y profesionales. Es un proyecto ambicioso, ya tiene los testeos y habilitaciones a nivel nacional. Además es de noble proceso y logística porque se las puede mandar precocidas a la escuela de alta montaña y se pueden mandar distintos productos como galletas dulces o saladas que nos permitirá darles a los niños de las escuelas una mejor calidad de alimentación”.