Portal de Noticias | Tucumán | Argentina

Salud

Durante las actividades virtuales el desafío es cuidar columna y cuello

El jefe de la Unidad de Patología Espinal del hospital Ángel C. Padilla, Ramiro Barrera, advierte sobre la importancia de crear un ambiente seguro para trabajar desde casa. El sedentarismo, enemigo de la salud física y mental.

“Si bien nuestra consulta durante la pandemia se ha visto disminuida bastante, vale resaltar que sí tenemos consultas nuevas de personas que tuvieron que adaptar su lugar de trabajo desde sus hogares y lamentablemente todavía no está tan preparado todo. Muchas veces el lugar donde se sientan durante 8 horas no es el óptimo, siempre con la misma postura, y eso hace que tengan mucho dolor postural o lumbalgias”, relata el médico especialista.

Y hace hincapié en que también la posición en la que se trabaja con la computadora provoca dolores de cuello, contracturas o puede afectar algún nervio.

“Al margen está el problema del sedentarismo. La gente está un poco limitada en ir al gimnasio o salir a hacer una rutina de ejercicios por precaución por el COVID-19; eso lleva al aumento de peso y genera dolores diversos, no tan sólo de la columna. Por eso, primero hay que tratar de seguir ejercitándose, cualquier ejercicio por poco que sea, suma. Que están actualmente cerrados los gimnasios no quiere decir que no hagamos nada, no hace falta tener demasiadas herramientas o aparatos para hacer algún tipo de actividad física en casa”, recomienda Barrera.

A los consejos, suma el intentar no tener posturas prolongadas, es decir mantenerse trabajando alrededor de 8 horas en la misma posición, es muy malo para cualquier parte del organismo. Entonces es muy importante tener una rutina de levantarse cada tanto, cada media hora o 40 minutos. Caminar, estirarse, moverse, y recién volverse a sentar.

Por otro lado, explica, la computadora debe estar en una posición acorde al cuello, si se trabaja con el cuello inclinado hacia abajo, seguramente provocará dolor luego. Lo mismo pasa si la computadora está demasiado elevada. Lo ideal es que el monitor esté a la altura de los ojos. La posición de los brazos también debe ser acorde.

“Si pasamos mucho tiempo sentados lo más seguro es que cuando nos levantemos sintamos alguna pesadez o puntada. Creo que la mejor forma de prevenir es cambiar la posición de la silla, computadora, o escritorio para evitar el dolor”, subraya.

E invita a quienes ya padecen dolor, a realizar una consulta oportuna con el servicio que atiende por demanda espontánea los días: lunes (desde las 10.30 horas), martes (a partir de las 14 horas), miércoles y viernes (desde las 8 horas). Dirección: Juan Bautista Alberdi 550 (San Miguel de Tucumán).

Dejar una respuesta